Consejos sobre tecnología para familias saludables

octubre 19, 2022 General / Familia

Hoy en día, las pantallas están en todas partes, ya sea un teléfono, una televisión, una tableta o una consola de videojuegos. Las pantallas son atractivas, divertidas e incluso adictivas, por lo que es fácil pasar demasiado tiempo frente a ellas. Y seamos realistas; ¡un poco de tiempo frente a la pantalla puede ayudarte a tener la cena en la mesa! Pero, lamentablemente, el tiempo frente a la pantalla puede dañar la salud de tu hijo.

Atención y estado de ánimo

El tiempo frente a una pantalla aumenta el riesgo de que tu hijo tenga problemas de atención, depresión y ansiedad. El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un problema en aumento, que puede deberse en parte al uso intensivo de los medios de comunicación por parte de los niños. Un estudio mostró que cuantas más horas de televisión se vean a la edad de entre uno y tres años, más probable es que un niño tenga síntomas de TDAH a los siete años.

Aumento de peso

El tiempo frente a la pantalla puede hacer que tu hijo aumente demasiado de peso, especialmente si tiene una televisión en su habitación. Pasar tiempo frente a una pantalla significa menos tiempo de actividad.

Problemas para dormir

El tiempo frente a una pantalla provoca que al niño le resulte más difícil dormir por la noche y la cantidad suficiente de tiempo. Los hábitos de sueño deficientes afectan el estado de ánimo, el comportamiento y el aprendizaje. Incluso la televisión “de fondo” se asocia con dormir menos y tener problemas para hacerlo.

HABILIDADES SOCIALES​

Los niños que ven televisión pasan menos tiempo jugando e interactuando con otras personas. El tiempo frente a la pantalla reduce el tiempo que se dedica a conversar, lo que afecta el desarrollo del lenguaje y qué tan bien se lleva un niño con los demás. Los niños necesitan mucho contacto visual con los padres o cuidadores para aprender a hablar, escuchar e interpretar las emociones en el rostro de una persona. Estas habilidades son importantes para llevarse bien con los demás.

Tiempo frente a la pantalla y desarrollo cerebral

Según las investigaciones, aprender del mundo real es mejor que desde una pantalla, especialmente en niños menores de tres años. Si bien los niños en edad preescolar pueden aprender con algunos programas educativos, la visualización de pantallas puede tener efectos negativos duraderos en niños menores de dos años. Puede disminuir el desarrollo del lenguaje, las habilidades de lectura y la memoria a corto plazo. Incluso cuando la televisión está encendida como “ruido de fondo”, puede hacer que los padres pasen menos tiempo hablando con sus hijos y que los niños estén menos concentrados en jugar. En los hogares donde la televisión está encendida la mayor parte del tiempo, los niños pasan menos tiempo leyendo, se les lee menos o es menos probable que lean.

La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda que los niños menores de dos años eviten el tiempo frente a la pantalla y que los mayores lo limiten a 1 o 2horas diarias.

PASO A PASO hacia REDES SOCIALES SALUDABLES

Posiblemente pienses que tu hijo necesita estar entretenido todo el tiempo, pero no es así. Los niños necesitan algo de tiempo sin nada que hacer para usar la imaginación y desarrollar el cerebro. De hecho, tu hijo pequeño aprenderá mucho más golpeando ollas y sartenes y hablándote mientras preparas la cena que mirando una pantalla.

Veinticinco actividades sin pantallas

Aquí hay una lista de 25 actividades “sin pantallas” para que tu hijo pueda desarrollar el cerebro y forjar relaciones positivas. ¡Elijan una actividad a continuación y comiencen hoy mismo!
1. Leer un libro en voz alta 2. Jugar un juego 3. Armar un rompecabezas 4. Construir una torre con bloques 5. Hacer burbujas
6. Mirar fotografías 7. Jugar algunos juegos de palabras y hacer rimas 8. Cantar juntos una canción o marcar el ritmo de una canción 9. Jugar a disfrazarse 10. Dibujar, colorear o pintar sobre papel
11. Hacer un pícnic 12. Hacer a mano algunos regalos 13. Ir al parque 14. Ir a la piscina, a la playa, al lago o al río 15. Cocinar juntos la cena
16. Salir a jugar 17. Acostarse y mirar las nubes 18. Lanzar una pelota o jugar con ella 19. Salir a caminar 20. Bailar
21. Hacer un fuerte con mantas 22. Fabricar marionetas con calcetines viejos 23. Hacer un espectáculo de marionetas 24. Hacer plastilina casera 25. Jugar a las escondidas

Side-Lying Hold

  1. For the right breast, lie on your right side with your baby facing you.
  2. Pull your baby close. Your baby’s mouth should be level with your nipple.
  3. In this position, you can cradle your baby’s back with your left arm and support yourself with your right arm and/or pillows.
  4. Keep loose clothing and bedding away from your baby.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cross-Cradle Hold

  1. For the right breast, use your left arm to hold your baby’s head at your right breast and baby’s body toward your left side. A pillow across your lap can help support your left arm.
  2. Gently place your left hand behind your baby’s ears and neck, with your thumb and index finger behind each ear and your palm between baby’s shoulder blades. Turn your baby’s body toward yours so your tummies are touching.
  3. Hold your breast as if you are squeezing a sandwich. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  4. As your baby’s mouth opens, push gently with your left palm on baby’s head to help them latch on. Make sure you keep your fingers out of the way.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Clutch or “Football” Hold

  1. For the right breast, hold your baby level, facing up, at your right side.
  2. Put your baby’s head near your right nipple and support their back and legs under your right arm.
  3. Hold the base of your baby’s head with your right palm. A pillow underneath your right arm can help support your baby’s weight.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Bring baby to you instead.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cradle Hold

  1. For the right breast, cradle your baby with your right arm. Your baby will be on their left side across your lap, facing you at nipple level.
  2. Your baby’s head will rest on your right forearm with your baby’s back along your inner arm and palm.
  3. Turn your baby’s tummy toward your tummy. Your left hand is free to support your breast, if needed. Pillows can help support your arm and elbow.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Laid-Back Hold

  1. Lean back on a pillow with your baby’s tummy touching yours and their head at breast level. Some moms find that sitting up nearly straight works well. Others prefer to lean back and lie almost flat.
  2. You can place your baby’s cheek near your breast, or you may want to use one hand to hold your breast near your baby. It’s up to you and what you think feels best.
  3. Your baby will naturally find your nipple, latch, and begin to suckle.

This hold is useful when: