8 Formas De Fomentar Un Peso Saludable En Tu Hijo

agosto 31, 2022 NIÑAS

Todos los padres desean criar hijos sanos. Si bien no hay una forma correcta o incorrecta de hacerlo, sabemos que algunas acciones, como alentarlos a ser activos y tener hábitos de alimentación saludables, pueden ayudar. Los primeros años de alimentación de tu hijo sientan las bases de sus hábitos de alimentación y preferencia de comidas por el resto de su vida.

¿QUÉ ES UN PESO SALUDABLE?

Cada niño tiene un tipo de cuerpo único. Algunos tienen naturalmente huesos grandes, otros, son delgados. La forma, el tamaño y el peso del cuerpo de tu hijo se determinan, en parte, por su nacimiento y composición genética. Es decir que su cuerpo refleja el tuyo, el de tu pareja y el de otros parientes. Esto puede modificarse con las elecciones del estilo de vida y lo que come.

ESTAS SON OCHO FORMAS DE AYUDAR A TU HIJO PEQUEÑO A MANTENER UN
PESO SALUDABLE SEGÚN SU FORMA Y TAMAÑO NATURALES:

Consejo n.º 1

CRONOGRAMA DE COMIDAS Y BOCADILLOS

Si bien no es necesario ser estricto con el horario de las comidas y los bocadillos, es mejor que esos horarios sean predecibles. Esto ayuda a tu hijo pequeño a sentir apetito, pero evita que sienta demasiada hambre.

OFRECE FRUTAS Y VEGETALES

Las frutas y los vegetales son fundamentales para la alimentación saludable. Proporcionan fibra, vitaminas y minerales que son importantes para el crecimiento y la salud. Incluye una fruta o vegetal en cada comida o bocadillo, si es posible. Puedes elegir alimentos enlatados, secos, congelados o frescos, y probarlos en batidos, sopas o guisados. Cualquier tipo hará que tu hijo pequeño esté más cerca de llegar a comer la cantidad de porciones diarias que necesita.
Consejo n.º 2
Consejo n.º 3
NO OLVIDES LOS ALIMENTOS SACIADORES

Los alimentos ricos en proteínas, como los frijoles, el yogur y la carne, ayudan a que tu hijo pequeño se sienta satisfecho y lleno después de comer. Eso ayuda a que pida menos bocadillos entre las comidas. Los alimentos con fibra, como el pan de trigo integral, las tortillas de maíz y las galletas de grano integral, tienen el mismo efecto saciador.

PIENSA EN LAS BEBIDAS

Idealmente, sirve leche baja en grasa (o de soja) o jugo 100 % con las comidas y los bocadillos, y sirve agua en medio de estos. De esta manera, reduces las calorías adicionales e innecesarias. Los médicos sugieren que tu hijo pequeño no tome más de ½ a ¾ de vaso de jugo 100 % por día. Si bien el jugo puede ser saludable, tomar demasiado no es bueno. Intenta no ofrecer bebidas azucaradas, como refrescos, limonada o té dulce, ya que estas proporcionan calorías adicionales sin nutrientes. Guarda esos premios para ocasiones especiales.

Consejo n.º 4
Consejo n.º 5

ALIENTA EL TIEMPO DE JUEGO

Entre las comidas y los bocadillos, alienta a tu hijo pequeño a jugar afuera, caminar o arrastrarse en los juguetes para montar. No es necesario que lo obligues a tener una rutina de ejercicio. Fomenta el juego activo diario.

A DORMIR

Los niños pequeños necesitan más horas de sueño que los adultos, y dormir poco se ha relacionado con el aumento de peso en los niños. Una rutina que incluya un horario temprano para ir a dormir ayuda a tu hijo a dormir lo que necesita para crecer y desarrollarse.
Consejo n.º 6
Consejo n.º 7

LA TRAMPA DE LA TV

Incluso si los niños están mirando un programa educativo en la TV, la computadora, un dispositivo de video o el teléfono, limita esas actividades en las que están sentados. En el caso de los niños en edad de preescolar y mayores, el “tiempo frente a la pantalla” debe limitarse a no más de dos horas por día.

COMAN JUNTOS

Las comidas familiares ayudan a los niños a tomar decisiones saludables sobre los alimentos y a conectarse con su familia. Haz que la hora de la comida sea positiva, agradable y sin distracciones de los teléfonos o la TV. Intenten comer juntos siempre que sea posible todas las semanas.
Consejo n.º 8

Los alimentos saludables no son la única clave para criar a un niño pequeño saludable. En un estudio pediátrico de 2010, se descubrió que los hijos de las familias que comen juntas regularmente, mandan a sus hijos pequeños a dormir a horario y establecen un límite para ver TV son un 40 % menos propensos al sobrepeso o la obesidad que aquellos que no están expuestos a esos hábitos.

Los alimentos saludables, la actividad y las rutinas familiares funcionan en conjunto para impulsar a que tu hijo coma bien, se mantenga activo y crezca.

Side-Lying Hold

  1. For the right breast, lie on your right side with your baby facing you.
  2. Pull your baby close. Your baby’s mouth should be level with your nipple.
  3. In this position, you can cradle your baby’s back with your left arm and support yourself with your right arm and/or pillows.
  4. Keep loose clothing and bedding away from your baby.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cross-Cradle Hold

  1. For the right breast, use your left arm to hold your baby’s head at your right breast and baby’s body toward your left side. A pillow across your lap can help support your left arm.
  2. Gently place your left hand behind your baby’s ears and neck, with your thumb and index finger behind each ear and your palm between baby’s shoulder blades. Turn your baby’s body toward yours so your tummies are touching.
  3. Hold your breast as if you are squeezing a sandwich. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  4. As your baby’s mouth opens, push gently with your left palm on baby’s head to help them latch on. Make sure you keep your fingers out of the way.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Clutch or “Football” Hold

  1. For the right breast, hold your baby level, facing up, at your right side.
  2. Put your baby’s head near your right nipple and support their back and legs under your right arm.
  3. Hold the base of your baby’s head with your right palm. A pillow underneath your right arm can help support your baby’s weight.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Bring baby to you instead.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cradle Hold

  1. For the right breast, cradle your baby with your right arm. Your baby will be on their left side across your lap, facing you at nipple level.
  2. Your baby’s head will rest on your right forearm with your baby’s back along your inner arm and palm.
  3. Turn your baby’s tummy toward your tummy. Your left hand is free to support your breast, if needed. Pillows can help support your arm and elbow.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Laid-Back Hold

  1. Lean back on a pillow with your baby’s tummy touching yours and their head at breast level. Some moms find that sitting up nearly straight works well. Others prefer to lean back and lie almost flat.
  2. You can place your baby’s cheek near your breast, or you may want to use one hand to hold your breast near your baby. It’s up to you and what you think feels best.
  3. Your baby will naturally find your nipple, latch, and begin to suckle.

This hold is useful when: