Tres formas de jugar y crecer con tu bebé

noviembre 16, 2022 INFANTES

Puede parecer que no, pero tu bebé está haciendo un gran trabajo durante las primeras semanas y los primeros meses de vida. A medida que juega y se mueve, aprende sobre el mundo a su alrededor a través de los sentidos y se fortalece y prepara para gatear, caminar y más. Los masajes, el tiempo boca abajo, y los juegos para alcanzar y agarrar son tres formas divertidas de vincularte con tu bebé mientras ejercita el cerebro, los músculos y el sistema nervioso.

1. Masajes para bebés

BENEFICIOS:

Lo relajan y ayudan a dormir. Además, pueden mejorar el estreñimiento. Los estudios indican que los masajes también fortalecen el sistema inmunitario. Hacerle masajes al bebé después de un baño y antes de alimentarlo por última vez en el día puede ser el comienzo de una rutina para ir a dormir cómodamente.

ELEMENTOS:

Una toalla, una habitación cálida y una loción o aceite para bebé que sea seguro para ingerir (como aceite de girasol o cártamo). Antes de utilizar la loción o el aceite, pruébala en la piel del bebé y espera un día para comprobar que no irrite.

PROCEDIMIENTO:

Utiliza una habitación silenciosa y cálida, y habla con el bebé con tonos suaves. Coloca al bebé sobre tu pecho, piel con piel. Presiona suavemente la espalda del bebé para acariciarlo, pero no masajees el cuello. Frota y masajea suavemente los pies y las piernas. Si el bebé parece no estar a gusto, espera unos días e inténtalo nuevamente o prueba en otra zona del cuerpo, como los brazos. Si puedes, asiste a una clase de masajes con tu bebé o mira algunos videos en línea de fuentes confiables (como el WIC).

2. Tiempo boca abajo

BENEFICIOS:

Ayuda a fortalecer el cuello y la parte superior del cuerpo, y a mejorar la coordinación. Es un buen ejercicio para que el bebé practique el equilibrio y utilice los músculos.

ELEMENTOS:

Una toalla o un tapete y juguetes para bebés. Evita usar ropa de cama o mantas gruesas que puedan sofocar o causar asfixia.

PROCEDIMIENTO:

Antes de los 4 a 9 meses, es posible que el bebé no pueda levantarse apoyando los codos ni pueda mantener la cabeza erguida, por lo que puede ser útil ayudarlo poniéndolo boca abajo. Todo el tiempo que está esforzándose por mantener la cabeza o la parte superior del cuerpo erguidas, está haciendo valer el tiempo boca abajo. El bebé comienza a practicar cuando lo haces eructar en el hombro y, luego, cuando controla la cabeza y mira a su alrededor.

Puedes colocar al bebé boca abajo sobre tu pecho o barriga, o cargarlo boca abajo para que sea más desafiante. Los juegos en los que sostienes al bebé en el aire también lo ayudan a fortalecer los músculos. Luego, puedes recostarlo boca abajo en un área segura y mantenerlo vigilado. Agáchate a su nivel en el piso o pídele a un hermano mayor que lo haga, le sonría y juegue con él. Prueba estos ejercicios durante 60 minutos por día entre los 3 y los 6 meses. Puedes dividir este tiempo durante el día. Si el bebé gatea o se desliza, asegúrate de que no haya objetos pequeños en el piso con los que pueda ahogarse o atragantarse.

Se habla mucho de los beneficios del tiempo boca abajo, pero jugar BOCA ARRIBA es importante también. Esta posición le permite descubrir las piernas y los pies, y puede practicar voltearse.

3. Alcanzar y agarrar

BENEFICIOS:

Extiende y fortalece los músculos, y mejora la coordinación. Llevarse los juguetes a la boca ayuda a preparar la boca y la lengua del bebé para tolerar los alimentos sólidos.

ELEMENTOS:

Una toalla o un tapete y juguetes para bebés. Evita usar ropa de cama o mantas gruesas que puedan sofocar o causar asfixia.

PROCEDIMIENTO:

El primer “juguete” de tu bebé eres tú. Mantén la mano limpia en frente del bebé y mueve los dedos. Permite que el bebé te agarre y te tire la mano. Es posible que intente morder los nudillos con las encías o que los chupe. Mientras el bebé esté boca abajo (o arriba), coloca un juguete que sea seguro cerca de su alcance. Déjalo que lo agarre y lo inspeccione con las manos y la boca. Los juguetes o anillos de dentición con diferentes texturas son perfectos.

Siempre responde a las señales de tu bebé, ya sea con un masaje o compartiendo tiempo boca abajo. Si está inquieto o molesto, inténtalo de nuevo en otro momento. A medida que pasen las semanas, te asombrarás de lo que es capaz de hacer.

Side-Lying Hold

  1. For the right breast, lie on your right side with your baby facing you.
  2. Pull your baby close. Your baby’s mouth should be level with your nipple.
  3. In this position, you can cradle your baby’s back with your left arm and support yourself with your right arm and/or pillows.
  4. Keep loose clothing and bedding away from your baby.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cross-Cradle Hold

  1. For the right breast, use your left arm to hold your baby’s head at your right breast and baby’s body toward your left side. A pillow across your lap can help support your left arm.
  2. Gently place your left hand behind your baby’s ears and neck, with your thumb and index finger behind each ear and your palm between baby’s shoulder blades. Turn your baby’s body toward yours so your tummies are touching.
  3. Hold your breast as if you are squeezing a sandwich. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  4. As your baby’s mouth opens, push gently with your left palm on baby’s head to help them latch on. Make sure you keep your fingers out of the way.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Clutch or “Football” Hold

  1. For the right breast, hold your baby level, facing up, at your right side.
  2. Put your baby’s head near your right nipple and support their back and legs under your right arm.
  3. Hold the base of your baby’s head with your right palm. A pillow underneath your right arm can help support your baby’s weight.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Bring baby to you instead.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cradle Hold

  1. For the right breast, cradle your baby with your right arm. Your baby will be on their left side across your lap, facing you at nipple level.
  2. Your baby’s head will rest on your right forearm with your baby’s back along your inner arm and palm.
  3. Turn your baby’s tummy toward your tummy. Your left hand is free to support your breast, if needed. Pillows can help support your arm and elbow.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Laid-Back Hold

  1. Lean back on a pillow with your baby’s tummy touching yours and their head at breast level. Some moms find that sitting up nearly straight works well. Others prefer to lean back and lie almost flat.
  2. You can place your baby’s cheek near your breast, or you may want to use one hand to hold your breast near your baby. It’s up to you and what you think feels best.
  3. Your baby will naturally find your nipple, latch, and begin to suckle.

This hold is useful when: