banner

Bajar el peso del embarazo: Ideas simples para ayudarte a alcanzar tu objetivo

  • Home
  • Live Well Blog
  • Bajar el peso del embarazo: Ideas simples para ayudarte a alcanzar tu objetivo
agosto 10, 2022 MUJERES

Puede ser difícil hacer malabares con la vida ocupada que implica tener un bebé recién nacido mientras tratas de bajar de peso. Intentar encontrar tiempo para planificar las comidas, las compras de alimentos y cocinar puede ser complicado. Tal vez estés comparando tu cuerpo con el de otras mujeres que parecen haberse recuperado de inmediato después de haber tenido un bebé. Pero puedes tener la certeza de que las madres tienen que esforzarse para bajar el peso del embarazo.

Si bien bajar de peso podría no ser fácil, es posible alcanzar tus metas. Estos son algunos consejos que pueden ayudar, ¡incluso sin la ayuda de un chef o entrenador famoso!

Consejo n.º 1

SÉ REALISTA

Solo puedes bajar hasta 1½ libras por semana de forma segura. Tal vez hayas escuchado que “lleva 9 meses subir el peso del embarazo y 9 meses bajarlo”. Si bien el descenso de peso es diferente para todas las personas, el dicho tiene algo de cierto. Recuerda esto para evitar desalentarte.

AMAMANTA

Esto no solo te ayudará a bajar el peso del embarazo, también puede evitar que tu bebé se enferme. Además, te da más tiempo para ponerte en forma.

Consejo n.º 2

Consejo n.º 3

EMPIEZA BIEN EL DÍA

Las investigaciones han demostrado que las personas que desayunan pesan menos y no recuperan el peso perdido en comparación con las personas que no lo hacen. La avena preparada con leche baja en grasa o descremada, o los huevos duros y las tostadas de trigo integral te darán energía y pueden prepararse rápidamente cuando tienes la mañana ocupada.

NO TE SALTEES COMIDAS

Esto puede hacer que tengas demasiada hambre y que sea más difícil elegir alimentos más saludables en la siguiente comida. Intenta comer una comida o un bocadillo saludable cada tres o cuatro horas. Si estás ocupada con el bebé, ten bocadillos saludables a mano en la cocina o en el bolso maternal, como manzanas rebanadas y mantequilla de cacahuate.

Consejo n.º 4

Consejo n.º 5

CUIDA LO QUE BEBES

Las calorías adicionales de las bebidas azucaradas pueden acumularse rápidamente. Una botella regular de 20 onzas de refresco contiene 240 calorías. Ten una botella de agua a mano para beber sorbos durante el día. Si quieres agua saborizada económica, prueba agregar ¼ de taza de jugo 100 % de fruta cada 16 onzas de agua, lo que solo sumará 35 calorías.

CÉNTRATE EN LAS PROTEÍNAS

Los alimentos con alto contenido de proteínas te mantienen llena y satisfecha entre comidas, y reducen la necesidad de comer bocadillos o alimentos menos saludables. Agrega tres onzas de atún a tu ensalada en el almuerzo o disfruta de un bastón de queso con galletas de trigo integral para tu bocadillo de la tarde.

Consejo n.º 6

Consejo n.º 7

MUÉVETE MÁS

La idea de hacer actividad física mientras cuidas de un bebé recién nacido puede parecer imposible. En lugar de pensar en entrenar durante largos períodos, prueba dividirlos. Intenta hacer varias caminatas cortas alrededor del vecindario todos los días. ¡A tu bebé también le encantará tomar un poco de aire fresco!

Para obtener más información sobre los alimentos y cómo alcanzar un peso saludable, visita www.myplate.gov.

Side-Lying Hold

  1. For the right breast, lie on your right side with your baby facing you.
  2. Pull your baby close. Your baby’s mouth should be level with your nipple.
  3. In this position, you can cradle your baby’s back with your left arm and support yourself with your right arm and/or pillows.
  4. Keep loose clothing and bedding away from your baby.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cross-Cradle Hold

  1. For the right breast, use your left arm to hold your baby’s head at your right breast and baby’s body toward your left side. A pillow across your lap can help support your left arm.
  2. Gently place your left hand behind your baby’s ears and neck, with your thumb and index finger behind each ear and your palm between baby’s shoulder blades. Turn your baby’s body toward yours so your tummies are touching.
  3. Hold your breast as if you are squeezing a sandwich. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  4. As your baby’s mouth opens, push gently with your left palm on baby’s head to help them latch on. Make sure you keep your fingers out of the way.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Clutch or “Football” Hold

  1. For the right breast, hold your baby level, facing up, at your right side.
  2. Put your baby’s head near your right nipple and support their back and legs under your right arm.
  3. Hold the base of your baby’s head with your right palm. A pillow underneath your right arm can help support your baby’s weight.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Bring baby to you instead.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cradle Hold

  1. For the right breast, cradle your baby with your right arm. Your baby will be on their left side across your lap, facing you at nipple level.
  2. Your baby’s head will rest on your right forearm with your baby’s back along your inner arm and palm.
  3. Turn your baby’s tummy toward your tummy. Your left hand is free to support your breast, if needed. Pillows can help support your arm and elbow.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Laid-Back Hold

  1. Lean back on a pillow with your baby’s tummy touching yours and their head at breast level. Some moms find that sitting up nearly straight works well. Others prefer to lean back and lie almost flat.
  2. You can place your baby’s cheek near your breast, or you may want to use one hand to hold your breast near your baby. It’s up to you and what you think feels best.
  3. Your baby will naturally find your nipple, latch, and begin to suckle.

This hold is useful when: