Diez consejos simples y económicos

octubre 5, 2022 General / Familia

Para mantener el hábito saludable de comer frutas y vegetales todos los días, necesitas un poco de planificación y preparación, especialmente con un presupuesto limitado. Sigue estos consejos para aprovechar al máximo tu dinero.

Consejos simples para comprar frutas y
vegetales según un presupuesto

Consejo n.º 1

Ahorra dinero comprando productos de estación y que estén en oferta

Algunos productos son económicos durante todo el año.

Las manzanas, los plátanos, el brócoli, el repollo,
las zanahorias y la lechuga son fáciles de encontrar
durante todo el año y, por lo general, cuestan menos
de $2 por libra.
Consejo n.º 2
Consejo n.º 3
Compra frutas y vegetales congelados o enlatados
Cuando no puedas comprar frutas y vegetales frescos, compra congelados o enlatados. Pueden ser tan nutritivos como los alimentos frescos y ayudan a que cocinar sea más sencillo.

Compra productos locales

Compra productos locales que tienen mejor sabor y para ahorrar dinero. Visita los mercados de agricultores locales, los mercados en las granjas, los centros de agricultura con apoyo de la comunidad y de alimentos: ¡esto también puede ser una actividad familiar divertida! Algunos mercados de agricultores aceptan vales de WIC y beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP). Encuentra uno en https://www.usdalocalfoodportal.com/.
Consejo n.º 4
Consejo n.º 5

Cultiva tus propios productos

Incluso mejor que comprar productos locales, es cultivar tus propios alimentos. Es fácil, solamente se necesita un poco de tierra, un balcón o patio y algunas macetas. Prueba con cilantro, vegetales de hojas verdes, acelga y guisantes capuchinos. También es divertido cultivar tomates, pimientos, brócolis, frijoles y especias.

Lava y corta tus propios productos

Los productos lavados o cortados previamente pueden costar más. Elige un día para preparar los vegetales para la semana y pídeles ayuda a tus hijos. Aprenderán algunos hábitos saludables y también se divertirán ayudándote.
Consejo n.º 6
Consejo n.º 7

Nunca vayas de compras cuando tú o tus hijos tengan hambre

El hambre es tu peor enemigo cuando intentas hacer compras saludables. Puede llevarte a comprar comida que no necesitas simplemente porque se ve deliciosa. Come bocadillos pequeños, como una manzana, zanahorias o apio y mantequilla de maní, antes de ir de compras.

Haz una lista antes de ir de compras y respétala

Esto te permitirá comprar artículos más saludables y evitar alimentos que no necesitas.
Consejo n.º 8
Consejo n.º 9

No dejes que los productos se echen a perder antes de usarlos

¡No dejes que los productos se echen a perder antes de usarlos! Para ahorrar dinero, aprende a almacenar, guardar, reutilizar o congelar las frutas y los vegetales.

¿Todavía tienes muchos vegetales?

Consejo n.º 10

Otras ideas fáciles para usar tus vegetales:

Side-Lying Hold

  1. For the right breast, lie on your right side with your baby facing you.
  2. Pull your baby close. Your baby’s mouth should be level with your nipple.
  3. In this position, you can cradle your baby’s back with your left arm and support yourself with your right arm and/or pillows.
  4. Keep loose clothing and bedding away from your baby.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cross-Cradle Hold

  1. For the right breast, use your left arm to hold your baby’s head at your right breast and baby’s body toward your left side. A pillow across your lap can help support your left arm.
  2. Gently place your left hand behind your baby’s ears and neck, with your thumb and index finger behind each ear and your palm between baby’s shoulder blades. Turn your baby’s body toward yours so your tummies are touching.
  3. Hold your breast as if you are squeezing a sandwich. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  4. As your baby’s mouth opens, push gently with your left palm on baby’s head to help them latch on. Make sure you keep your fingers out of the way.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Clutch or “Football” Hold

  1. For the right breast, hold your baby level, facing up, at your right side.
  2. Put your baby’s head near your right nipple and support their back and legs under your right arm.
  3. Hold the base of your baby’s head with your right palm. A pillow underneath your right arm can help support your baby’s weight.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Bring baby to you instead.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cradle Hold

  1. For the right breast, cradle your baby with your right arm. Your baby will be on their left side across your lap, facing you at nipple level.
  2. Your baby’s head will rest on your right forearm with your baby’s back along your inner arm and palm.
  3. Turn your baby’s tummy toward your tummy. Your left hand is free to support your breast, if needed. Pillows can help support your arm and elbow.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Laid-Back Hold

  1. Lean back on a pillow with your baby’s tummy touching yours and their head at breast level. Some moms find that sitting up nearly straight works well. Others prefer to lean back and lie almost flat.
  2. You can place your baby’s cheek near your breast, or you may want to use one hand to hold your breast near your baby. It’s up to you and what you think feels best.
  3. Your baby will naturally find your nipple, latch, and begin to suckle.

This hold is useful when: