Guía para que los padres ofrezcan a sus hijos una alimentación variada

  • Home
  • Live Well Blog
  • Guía para que los padres ofrezcan a sus hijos una alimentación variada
mayo 4, 2022 General / Familia

MÁS ALLÁ DE LAS PAPAS FRITAS:

Guía para que los padres ofrezcan a sus hijos una alimentación variada

Al tener hijos, habrás oído el consejo de brindarles alimentos variados, pero puede que te preguntes por qué es importante y cómo puedes hacerlo.

Para ser saludable, el cuerpo humano necesita más de 30 vitaminas y minerales. Nuestro cuerpo no puede fabricar estos nutrientes por sí solo, entonces, debe obtenerlos de los alimentos que ingerimos. Debido a que los distintos alimentos contienen nutrientes diferentes, una dieta variada es lo que necesitamos para recibir una amplia variedad de nutrientes. Mientras más variados sean los alimentos que les des a tus hijos, más posibilidades tendrás de satisfacer sus necesidades nutricionales.

Un estudio sobre las dietas de bebés y niños pequeños realizado en Estados Unidos reveló que, de todos los vegetales, las papas fritas eran las que los niños comían con mayor frecuencia. Si una persona come demasiadas papas fritas, o demasiada cantidad de cualquier alimento, tendrá menos posibilidades de obtener los nutrientes que necesita.

USA LOS SIGUIENTES CONSEJOS PARA OFRECER UNA ALIMENTACIÓN VARIADA:

Consejo
n.° 1
Consejo
n.° 1

Para cada comida o bocadillo, elige alimentos de varios de los cinco grupos.

PARA LAS COMIDAS (tres o más grupos de alimentos):

sándwich de queso fundido

sopa de tomate

PARA LOS BOCADILLOS (dos o más grupos de alimentos):

galletas Graham

leche

Consejo
n.° 2

Elige diferentes alimentos de cada grupo durante varios días. En lugar de usar zanahorias para el almuerzo y la cena durante tres días seguidos, puedes usar lo siguiente:

Consejo
n.° 2

ALMUERZO

CENA

DÍA 1:

ensalada de hojas verdes

mixed-greens

zanahorias cocidas

cooked-carrots

DÍA 1:

ALMUERZO

ensalada de hojas verdes

mixed-greens

CENA

zanahorias cocidas

cooked-carrots

DÍA 2:

brócoli

broccoli

maíz

corn

DÍA 2:

ALMUERZO

brócoli

broccoli

CENA

maíz

corn

DÍA 3:

pimientos verdes

green-pepper

camotes

sweet-potato

DÍA 3:

ALMUERZO

pimientos verdes

green-pepper

CENA

camotes

sweet-potato

No siempre resulta práctico ofrecer alimentos distintos cada día. Por ejemplo, si las peras están maduras y en oferta, está bien servir peras de bocadillo varios días seguidos.

Una alimentación variada puede ayudar a que los niños reciban los numerosos nutrientes que necesitan para crecer y estar saludables.

CÓMO INTRODUCIR UNA ALIMENTACIÓN VARIADA EN TU HOGAR

Lograr que haya alimentos variados en tu mesa requiere un poco de planificación. Las guías alimentarias que incluyen cantidad de porciones recomendadas son una buena orientación. Sin embargo, intentar que un niño coma de cierta manera y obligarlo a que termine de comer un vegetal que no le apetece, por lo general, hará que el niño coma menos vegetales, no más.

Planifica las comidas de toda la semana con las sugerencias de tus hijos y asegúrate de que cada comida tenga, al menos, un ingrediente que seguramente comerán. Incluye sus platos favoritos de manera regular, pero no para cada comida. Los niños pueden elegir entre dos alimentos. Por ejemplo, si uno de los platos del menú es cereal con leche, pregúntale a tu hijo si lo prefiere con rodajitas de banana o trocitos de frutilla.

La clave es ser paciente. Puede que tu hijo se resista durante un año a la ensalada de espinaca que le ofreces antes de que comience a gustarle. Los niños aprenden sobre la alimentación de la misma manera en la que aprenden a leer y a escribir. El proceso conlleva exposición y mucha práctica. Nadie pretende que un niño de tres años sepa leer; de la misma manera, los padres también deben ser realistas con la alimentación.

UNA ALIMENTACIÓN VARIADA SIN ESTRÉS:

Preguntas y respuestas

Pregunta:

¿Qué ocurre si no llevo una P: alimentación variada?

Respuesta:

Pregúntate el motivo. ¿Tus opciones eran limitadas cuando eras niño? ¿Te enseñaron a cocinar? Una vez que descubras por qué no disfrutas de una alimentación variada, puede que decidas hacer algo al respecto, como aprender a cocinar o probar nuevos alimentos en pequeñas cantidades.

Pregunta:

¿Debería ofrecerles a mis hijos alimentos que a mí no me gustan?

Respuesta:

Claro que sí. A tu hijo podrían encantarle los alimentos que a ti no te gustan. Tu propia actitud sobre la comida afecta la manera en la que tu hijo la percibe, así que recuerda servir dichos alimentos sin hacer comentarios negativos. Otra oportunidad para que los niños prueben estos alimentos es en la casa de un amigo, en la escuela o cuando se hacen degustaciones en las tiendas de alimentos. Además, puede que sea el momento de que vuelvas a probar el alimento que menos te gusta… y tal vez te guste.

Side-Lying Hold

  1. For the right breast, lie on your right side with your baby facing you.
  2. Pull your baby close. Your baby’s mouth should be level with your nipple.
  3. In this position, you can cradle your baby’s back with your left arm and support yourself with your right arm and/or pillows.
  4. Keep loose clothing and bedding away from your baby.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cross-Cradle Hold

  1. For the right breast, use your left arm to hold your baby’s head at your right breast and baby’s body toward your left side. A pillow across your lap can help support your left arm.
  2. Gently place your left hand behind your baby’s ears and neck, with your thumb and index finger behind each ear and your palm between baby’s shoulder blades. Turn your baby’s body toward yours so your tummies are touching.
  3. Hold your breast as if you are squeezing a sandwich. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  4. As your baby’s mouth opens, push gently with your left palm on baby’s head to help them latch on. Make sure you keep your fingers out of the way.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Clutch or “Football” Hold

  1. For the right breast, hold your baby level, facing up, at your right side.
  2. Put your baby’s head near your right nipple and support their back and legs under your right arm.
  3. Hold the base of your baby’s head with your right palm. A pillow underneath your right arm can help support your baby’s weight.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Bring baby to you instead.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Cradle Hold

  1. For the right breast, cradle your baby with your right arm. Your baby will be on their left side across your lap, facing you at nipple level.
  2. Your baby’s head will rest on your right forearm with your baby’s back along your inner arm and palm.
  3. Turn your baby’s tummy toward your tummy. Your left hand is free to support your breast, if needed. Pillows can help support your arm and elbow.
  4. To protect your back, avoid leaning down to your baby. Instead, bring your baby to you.
  5. Reverse for the left breast.

This hold is useful when:

Laid-Back Hold

  1. Lean back on a pillow with your baby’s tummy touching yours and their head at breast level. Some moms find that sitting up nearly straight works well. Others prefer to lean back and lie almost flat.
  2. You can place your baby’s cheek near your breast, or you may want to use one hand to hold your breast near your baby. It’s up to you and what you think feels best.
  3. Your baby will naturally find your nipple, latch, and begin to suckle.

This hold is useful when: